Comportamiento

El comportamiento del alumnado es de gran importancia ya que afecta al día a día del funcionamiento del colegio y al bienestar de la comunidad.

Dentro de un marco firme y a la vez justo, se espera que los alumnos desarrollen un alto grado de auto-disciplina y control, y que sigan las reglas del centro, creadas y orientadas para asegurar el bienestar de todos. La ruptura de las reglas conlleva una serie de sanciones proporcionadas. En casos extremos, la Directora puede expulsar temporal o permanentemente al alumno cuyo comportamiento no se ajuste al reglamento interno del colegio.