Localización y entorno

El colegio ocupa un lugar idílico en un área residencial con vistas a la bahía de Palma, próximo al bosque y al Castillo de Bellver. Situado en el emplazamiento de un antiguo convento donde ahora está ubicada la administración, el colegio dispone de un conjunto de aulas especialmente construidas alrededor de una serie de patios que le confiere el aspecto de una pequeña aldea.